Double Agent (2003)


Lealtad
Por Master of Hate

El agente del servicio de inteligencia norcoreano Lim, Byeong-ho (Han Suk-kyu) decide desvincularse de su régimen y buscar asilo en Corea del Sur. Los antecedentes de Byeong-ho son bien conocidos en este país y hacen dudar sobre su cambio de ideología, por esta razón es sometido a una serie de torturas con el fin de obtener la verdad. La determinación de Byeong-ho finalmente convence a los agentes de inteligencia que no tarda mucho en reclutarle como uno más de sus hombres. El encuentro de Byeong-ho con Yun Su-mi (Ko So-young), una respetada locutora de radio, desvela un posible plan del que nadie sospecha.

Interesante intento de crear un thriller detectivesco en donde los servicios de inteligencia de las dos Coreas ponen a prueba su capacidad para el espionaje. Kim Hyeon-jeong configura su opera prima intentando incluir ciertos datos históricos, conjuntamente con aspectos importantes en la filosofía de las dos naciones.

Ambientada en los años 80, la cinta presenta una historia consistente en la que Han Suk-kyu (“Green Fish”, “Shiri”) hace las veces de agente surcoreano que hasta hace poco estaba afiliado a la Corea comunista. Una vez que su búsqueda de libertad en la Corea capitalista se vuelve un argumento válido, se le asigna un cargo importante como oficial de inteligencia, más que nada por sus amplios conocimientos en el campo.

El discurso de Byeong-ho, en el que clama por libertad, parece tener cierta ironía, pues su desaforado clamor en busca de libertad se ve de una manera totalmente idealizada. Quizás este mismo hecho revela lo que viene a continuación, el encuentro con un misterioso contacto con e cual intercambia información clandestinamente.

El aparente desertor termina infiltrándose en el corazón mismo de la KCIA y poco a poco sus planes se van revelando. Sin embargo, está en él decidir si continua con lo previsto, o si es mejor escapar junto a Su-mi para iniciar una nueva vida.

“Double Agent” es sin duda un largometraje muy correcto que goza de una excelente producción y una historia intrigante. Pequeñas partes del rodaje se han realizado en Republica Checa y Portugal, añadiendo algo más de atractivo. A pesar de que la mayoría de aspectos se han cuidado mucho, falta cierta contundencia, debido a que un film con un enfoque tan serio, quizás resulta algo frió una vez llegado su desenlace. El tema que se toca aquí requiere de cierto trato y es que una visión demasiado hermética quizás no sea la mejor elección cuando se trata de una representación cinematográfica.

No hay que esperar demasiada acción, ya que no es el fuerte de la cinta, tampoco el romance entre los protagonistas se siente como uno de los aspectos a destacar, todo sigue una línea muy marcada que no varia hasta el final. Las actuaciones cumplen su cometido, pero no son un factor determinante al momento de hacer un balance final.

“Double Agent” ciertamente no es una cinta para el espectador que busca acción o una historia apasionante sobre las dos Coreas. A pesar de que hasta cierto punto se puede hacer una comparación con “JSA” o “Shiri”, este filme resulta algo más sobrio, y directo, y menos entretenido, aun así, su mensaje no deja de ser interesante.

No hay comentarios: