Happiness of the Katakuris (2001)


Una familia con poca suerte
Por Conri

De mano del maestro Takashi Miike hoy nos llega este film que como no puede ser de otra manera no deja de sorprendernos. Al ver película tras película de este director, realmente siempre esperamos que nos impresione con alguna idea rara o algunas imágenes y situaciones inesperadas, y creo que esta película lo logra desde el comienzo.

Los Katakuris, son una familia realmente desafortunada, al quedar todos ellos desempleados no tienen mejor idea que abrir en su propia casa un Hotel.
Ellos viven muy lejos de la ciudad, por esta razón la afluencia de visitantes es muy escasa, todo va cuesta abajo, las visitas no llegan y la familia necesita algunos ingresos económicos para poder subsistir.

Pero el día menos pensado, la primera visita golpea a la puerta de los Katakuris, una extraña persona, con un humor bastante malo y con pocas palabras, estrena la primera habitación, pero al llamar al huésped para servirle su desayuno, los Katakuris se encontraran con su primera sorpresa, aquel huésped mal humorado era en esos momentos tan solo un cadáver. ¿Qué harán los Katakuris? No parecen haber empezado con buen pie… pero a medida que pase el tiempo todo se complicara…

Un film en el cual vemos a una familia con sus miembros un tanto distanciados los unos de los otros desde el primer momento, pero que después nos muestra cómo a fuerza de voluntad y por razones de fuerza mayor, esta familia va a ir tomando forma a lo que verdaderamente son.

La verdad que no hay mucho para decir más que recomendarla. “Happiness of the Katakuris” nos cuenta sus partes cumbres con el estilo de un musical mismo.
¿En cuantas películas habrán visto al protagonista llamar a los espectadores a que canten una canción con ellos y que aparezcan las letras en escena?.

Los protagonistas dejan sus roles de carne y hueso para pasar a representar muñecos de plastilina animados cuadro por cuadro en algunas escenas. Solo en películas de Miike podremos llegar a encontrar estos cambios tan repentinos, pero la verdad es que nos llena y nos divierte durante sus casi dos horas de duración.

Obviamente mas que recomendada a la gente que quiere ver algo más de Takashi Miike, pero también invito a los que quieren incursionar en el cine de este gran director a animarse con esta película que mas que seguro los dejara con la boca abierta y además les robara una sonrisa.

3 comentarios:

JessicaJones dijo...

Me fastidia el renombre de esta pelicula entre los aficionados al cine asiatico, en cambio, poco sepan, o aprecian, la pelicula original, la de Quiet Family, una pelicula q le da mil vuelta, de Kim Jee-woon.

Master of hate dijo...

No he visto la peli de Miike, pero la sinopsis me recuerda un monton a esa peli, la lamilia, el hotel, lo mal que les va, y lo extravagante sobretodo. Lo curioso es que la coreana es más antigua. Pronto la comentare

JessicaJones dijo...

Es q aunq sea muy diferente, a fin de cuentas es un remake.