Blue Swallow (2005)


Un sueño en el cielo
Por Master of Hate

Las navidades del 2005 vieron como un anticipado film de gran presupuesto conseguía una paupérrima taquilla, convirtiéndola en un fracaso mayúsculo en cuando a recaudaciones. Cierto es que aquí han habido ciertas cuestiones, muy delicadas, que han jugado en contra de la película, y que al final ha hecho que el público le de la espalda. No me corresponde evaluar estos asuntos, pero me parece que en este caso no ha sido del todo justa tal reacción. No es que estemos ante un filme de primerísimo nivel, pero ciertamente no es para nada un trabajo que se pueda desechar así como así.

La cinta esta basada en la vida de Pak Kyeong-Won, la primera mujer piloto de Corea que gurgió en tiempo de la ocupación japonesa. No se hace mucho énfasis en su niñez, ni en como llegó a Japón, los detalles empieza al mismo tiempo que el aprendizaje formal. Sus logros se ven opacados por un atentado en el que tanto ella como su pareja Han Ji-Hyeok se ven envueltos sin tener ninguna culpa. Finalmente Pak Kyeong-Won tendrá que decidir si cumplirá su sueño a costa de ser considerada una traidora por sus compatriotas.

Una de las virtudes de la película es su reparto, ya que en estos casos donde se toma como referente figuras históricas es necesario ser muy cautelosos. Jang Jin-Young ha sido un buen acierto, y aunque hasta el momento sus interpretaciones en películas como “Over The Rainbow” o “Scent of Chrysanthemums” no me habian parecido nada de otro mundo, en esta ocasión sí se hace evidente su buen desempeño. Kim Ju-hyuk (“Mr Hong” “YMCA Baseball Team”) cumple otro destacado papel.

La fotografía es un aspecto que está muy bien cuidado, la ambientación en la década de los 20’ resulta plenamente convincente y los vestuarios grandiosos. Los CG son efectivos, y no es que se vean mal, pero hay momentos en los que si se nota que es un área que aún necesita pulirse un poco más. La historia tiene un par de giros sorpresivos y algo que me ha parecido inteligente es meter un par de escenas cómicas para hacer más placentero el visionado.

Ahora, el problema está en que al ser un filme que tiene 133 minutos de metraje, puede haber problemas en mantener el interés en la trama. Evidentemente eso es lo que pasa en algunos pasajes, además hay escenas que pudieron haberse dejado fuera sin que esto afecte el resultado final.

En cuando al contenido político que hallamos, es inevitable que de una u otra manera cause cierta polémica. Hay algunos diálogos que pueden disparar críticas, dependiendo de cómo se los tome. La imagen que se da de los japoneses no parece ni buena ni mala, en realidad se les juzga individualmente más que como un colectivo, es decir, hay de todo. Claro está, es la apreciación de alguien que no centra su atención en estos aspectos y por lo tanto no puede hacer un comentario realmente acertado y profundo sobre el tema, pero aún así, pienso que hay algunas líneas bastante comprometedoras.

Las escenas aéreas, la música (el corte final sobretodo) y la excelente fotografía redimen en parte las falencias que podamos encontrar en esta cinta. Personalmente, no creo que se haya quedado a medias, mucho menos que sea un fracaso. Si bien quizás no salió todo lo bien que se esperaba, no es razón para desalentarse, y por este motivo considero conveniente recomendar esta película, que así como tiene unos cuantos fallos, tiene notables aciertos.

No hay comentarios: