Spirit of Jeet Keun Do (2004)


Obligados a cambiar de rumbo
Por Master of Hate

Esta es una de las películas que más he disfrutado, y es que no puedo evitar el pensar en que el éxito de la misma esta basado en una mezcla de géneros en dosis justas y precisas. Este balance tan perfecto realza el potencial de una historia muy interesante y lleva al espectador a seguir apasionadamente al protagonista, en una travesía que representa de manera real y convincente los años de secundaria de muchos estudiantes en una Corea bajo un régimen militar a fines de los 70’s

Además de contar con un estilo narrativo excelente, podemos señalar entre otros puntos positivos la actuación soberbia de Kwon Sang-woo en el papel principal. La mayoría lo recordara por películas como “My Tutor Friend” y “Volcano High” donde curiosamente también interpreta papeles de estudiante (al parecer se le dan muy bien). No obstante, los perfiles difieren mucho ya que en esta ocasión interpreta a uno tímido y sencillo, que es transferido a una nueva escuela, una vez allí, trata de salir adelante en medio de un ambiente hostil y decadente en el que además está de por medio un riguroso control militar.

La película denuncia varios aspectos de la educación misma, y de los distintos problemas a los que se enfrentan los jóvenes a una determinada edad, por ejemplo, la división de clases sociales, la violencia como un método más de enseñanza, la falta de comunicación e incomprensión en el hogar. También hay tiempo para analizar el impacto que tienen las relaciones de tipo sentimental en la vida de los protagonistas.

El conjunto de situaciones adversas e inevitables van trasformando poco a poco a los personajes y el tono de la historia. Si bien el film se orienta más hacia la comedia en su primera parte, la segunda se torna más seria y dramática. Mención a parte se merece la escena en la terraza del colegio, que es el punto culminante de toda la historia. La banda sonora trasciende mas allá sin limitarse a hacer de complemento o música de fondo, pues es sumamente importante para ambientar la época de los 70s’.

A pesar de que es una película sin puntos bajos, el final es quizás algo que a muchos no les ha dejado del todo satisfecho, no obstante es el que mas se apegaría a reflejar la autenticidad de la trama, sin tratar de reconciliarse con todo el publico. Mas que un final bueno o malo, considero más apropiado decir que ha sido un final original e interesante.

Once Upon a Time in High School es el tipo de producciones que recomiendo a los amantes de todo genero, incluso a quienes aún no hayan incursionado en el cine coreano. Una excelente película que seguramente nunca olvidaremos.

No hay comentarios: