Born to Fight (2004)


Mucho mas que deportistas
Por Fingolfin

Si Ong-Bak nos pareció espectacular, aquí tenemos la segunda entrega de los mismos creadores: Born to Fight. Al igual que en su predecesora, aparecen un grupo de actores tailandeses desconocidos en el mundo del cine que nos dejaran con la boca abierta en mas de una ocasión. Se trata de un remake de una película del propio director (Phanna Rithikrai) de 1986 con titulo similar.

Una vez mas sera mejor prescindir del argumento a la hora de sacar una valoración general de la película. Un ejercito de terroristas se hace con el control de un pequeño poblado, lo llena de camaras y hace una gran carniceria mientras amenaza con lanzar un misil contra la capital si su general no es liberado por el gobierno. Un grupo de “deportistas” resultan ser expertos en artes marciales aprovechando cada uno su mejor cualidad. Saltos acrobaticos, futbol, gimnasia, son algunas de las disciplinas que se emplean.

Durante los primeros 45 o 50 minutos la película es bastante lenta y aburrida, no sucede nada, y el pueblo entero es rodeado en un pequeño corro en el que no habrá mas de treinta personas. A continuación hay 30 explosivos minutos de acción continua y sin descanso, una autentica revolucion de luchas y disparos que termina en una matanza en ambos bandos. Es curioso que durante la película maten entre cinco o seis veces la población inicial del lugar, y cuando termine sigan habiendo los mismos, pero que se le va a hacer. Sobran algunas cosas como el soldado de la torre que cae después de recibir un pelotazo de futbol desde cien metros con un efecto casi esferico. Y lo mismo se podria decir del muñeco que pretenden hacernos creer que es un bebe durante una de las acrobacias (no pedimos un bebe de verdad, pero nos conformamos con que no lo hagan a camara lenta para adivinar hasta el fabricante).

De toda la película, me quedo con la actuación de Chupong Changprung, el unico que se comporta como un verdadero luchador y que nos deja algunos detalles que no hubieramos imaginado ni en fantasias. A la espera de Tom Yum Goong, me atrevo a decir que supera la actuación de Tony Jaa en Ong-Bak (que sus fans me perdonen).

1 comentario:

Paranoico dijo...

Que decir de esta película... aquí ya se ha dejado bastante bien explicado, pero hay un par de detalles mas a puntualizar.
Como la coreanada (americanada a la coreana) de algunas escenas, que es algo que no había visto en peliculas que sean américanas; y el típico malo "immortal", pero bueno, que se le va a hacer.
Decir que el protagonista es mejor qeu Tony Jaa... son palabras mayores,es muy bueno, es cierto, pero Tony Jaa ha dejado el listón muy alto.
Luego una mención especial que a la niña qeu practica Muay Thai y al cojo, impresionante sus actuaciones.
El resto está todo dicho.