Nobody Knows (2004)


Abrazando el desamparo
Por KeNJi-KuN

Guionista, productor y director de los largometrajes que dirige, Hirokazu Kore-eda se inspira en una historia real que conmocionó hace unos años a la opinión pública japonesa, para contarnos el día a día durante seis años de cuatro hermanos no registrados civilmente que son abandonados por su madre en el apartamento donde residen en Tokyo.

Kore-eda además de dirigir a cuatro niños no actores, montaba el film a medida que lo iba rodando, con un estilo de filmación casi documental se entromete cuidadosamente y con máximo respeto en la recreación de las vidas de estos niños obligados a subsistir sigilosamente por ellos mismos y con escasísimos medios a su alcance. Con un ritmo pausado, el director se detiene sutilmente en los pequeños detalles de la cotidianeidad.
La dirección de la película así como la de los actores es pura maestría, destacando la interpretación de Yuya Yagira, quien devora la pantalla en cada plano.

La banda sonora a cargo de Gontiti no puede encajar mejor, aporta calidez y cercanía hacia el espectador y se distribuye durante los 141’ de metraje.

A pesar de la tragedia que relata el film, Hirokazu Kore-eda no hace hincapié en el drama, ni intenta en ningun momento hacer de su visionado una experiencia lacrimógena, nos muestra los hechos que acontecen sin tomar posición alguna ni entrar a hacer valoraciones, el espectador es quien se convierte en el encargado de hacerlas.
Para terminar, Kore-eda proporciona a su film uno de los finales mas sutiles que se hayan visto jamás en la historia del cine.

Resultaría interminable la lista de detalles y pequeños matices que contiene el film, e insuficientes todos los elogios del mundo para describir la calidad de esta película que se convierte tras su visionado en toda una experiencia que el sufrido espectador retendrá en su memoria por un tiempo. Una película digna de aplauso que no dejará indiferente y que nadie debería perderse.

1 comentario:

Kino No Youko dijo...

Aunque me voy saltando películas ya que llegué tarde al Blog considero que "Dare mo shiranai"(su titulo en japones) es un imperdible del cine asiático.
No sólo por su temática, punzante y reveladora, sino también por el tratamiento cinematográfico de un tema que es dificil de contar.
Digamos que las peliculas son un relato en los cuales hay que tener un enorme tacto al momento de narrar. Si alguien está enfermo y va no morir no vas y le dices que le quedan 2 dias de vida, sino que buscas la manera de comunicar esa información con tacto.

Ese mismo tacto llevado a los códigos cinematograficos son los que ocupa de manera precisa Hirokazu Koreeda... No quiero seguir abordando los muchos aciertos que posee el film, como la sutileza del montaje, la profundidad(supone simpleza, sin
embargo una segunda mirada revela aspectos muy interesantes), y un largo etc... Ya que sería mucha lata y demasiados spoilers... Pero un ingrediente gravitante es la actuación del nominado a mejor actor en Cannes 2004(Yûya Yagira), ese chico que aparentemente es como el resto de los actores jóvenes que lo rodean, pero tuvo la suerte de estar muy potenciado por la trama y supo estar a la altura de las cirscuntancias.

Como dije antes "Nobody Knows" es un imperdible.
Para los que les gusta ir a la segura, esta movie tiene muchos premios y elegios desde diferentes latitudes jamáz seria un perdida de tiempo.