Real Fiction (2000)


Tiempo, ficción y venganza
Por Master of Hate

Siempre es gratificante ver un film de Kim Ki-duk por varias razones, principalmente, porque se aleja de lo convencional y son trabajos muy bien conseguidos, es cierto que unos más que otros, no obstante, siempre al final hay algo rescatable que decir. Real Fiction no solamente va más allá de lo convencional, bien puede ser desde un capricho hasta un experimento, en realidad esto es lo de menos, pues lo más importante seria ver el resultado y la conclusión que podemos sacar al final.

En menos de 4 horas y con una numerosa tropa de cámaras, el director ha sido capaz de armar una historia aparentemente sencilla, sin embargo se las ha ingeniado para explotar hasta el último recurso y ganar en originalidad. El protagonista es un pintor constantemente agredido por un grupo de maleantes, su personalidad parece finalmente doblegarse ante una extrañara visión que parece despertar los instintos de venganza en él. Esta venganza se consume vertiginosamente y parece imposible de detener. La acción resulta rápida y aunque no es espectacular, cumple su cometido.

En primera instancia las escenas parecen no fallar y haber sido tomadas con el suficiente cuidado por mas corta que haya sido la grabación, no obstante, según lo que he podido averiguar, ninguna toma se repitió, cosa que aumenta mi asombro y mi aprecio por esta película. La originalidad esta latente en todo momento y marca las pautas para que apreciemos el esfuerzo detrás de esta película.

La aventura de una tarde termina de manera satisfactoria, aun así, es evidentemente que esta película no se puede comparar con cualquiera, los parámetros usados, hacen que tenga ciertas limitaciones y que haya cosas que de haberlas hecho con tiempo hubiesen resultado mucho mejor, pero el riesgo corrido también amerita ser reconocido. Veo conveniente decir que mas allá de ser una buena película de venganza, es un experimento, con un resultado muy interesante digno de ser visto.

No hay comentarios: