Zatoichi at Large [23] (1972)


La entrega
Por Fingolfin

Tercera y última dirección de Kazuo Mori en la saga Zatoichi, y además la última película de su filmografía personal. Después de las espectaculares reuniones de casting en los 2 o 3 últimos films, nos quedamos solo con Katsu y Rentaro Mikumi como actores de renombre.

Zatoichi asiste a una mujer durante su parto improvisado cuando acaba de ser atacada. Ella muere y el espadachin queda a cargo de entregar al bebé a su padre. Su llegada al poblado coincide con la de una banda de yakuzas dispuestos a hacerse con el control comercial de la zona, comenzando a sembrar el temor entre los habitantes. Sus objetivos y los de Zatoichi chocarán frontalmente dando paso a la acción.

En los primeros 5-10 minutos tenemos una extraña música bastante moderna que da la impresión de estar ofreciendonos un video musical durante la habitual presentación. Posteriormente se convertirá en la banda sonora de la película hasta casi el final, con no muy buen resultado. A falta de 20 minutos tomará el relevo una pieza mucho más acertada y de gran calidad.

No solo la música llama la atención en el comienzo, sino que una serie de pequeños detalles nos llevan a tener una visión bastante negativa de lo que pueda suceder. Entre ellos están los terribles recuerdos de “Fight, Zatoichi, Fight”, cuando nuestro protagonista intentaba dar el pecho a un bebé; y el temor a que la trama pudiera ser una copia de “Zatoichi Challenged”. En cualquier caso pronto todo vuelve a la calma cuando el bebé deja de estar a su cuidado.

El argumento de la película no es demasiado bueno, pero a pesar de ello tiene algunos grandes momentos que la hacen entretenida, aunque sea de forma muy intermitente. La escena de los dados mantiene originalidad, y eso sigue siendo apreciado por el espectador. En cambio tenemos otra “repetición”, ya que a Zatoichi le tocará recibir unos cuantos golpes por el dilema moral que le plantea la presencia de un niño en su combate (ya pasó lo mismo en “Zatoichi´s Vengeance).

Las coreografias son rápidas pero poco vistosas, en su mayoría rodadas en la oscuridad, con demasiada gente, y muchos objetos que entorpecen la perspectiva de la cámara. Llega a haber 10 o 15 segundos en los que no se ve absolutamente nada.

“Zatoichi at Large” refleja el nivel de calidad medio de la serie, perfilandose como una buena opción para entretenerse y pasar un buen rato. Que nadie pierda de vista la pantalla hasta el mismísimo último segundo, por que vendrá el mejor momento del film.

No hay comentarios: