Skeletons in the Closet [Shim’s Family] (2007)


Inconsistencia por las cuatro esquinas
Por Master of Hate

Estamos ante la nueva película de Jeong Yoon-chul, director de la aclamada “Marathon”, que regresa con una cinta que poco o nada tiene que ver con su primer trabajo. Ciertamente sorprenderá a más de uno el hecho de que Yoon-chul haya optado por seguir una ruta totalmente distinta a la de su opera prima, pero quizás sus interés estaba precisamente en no aferrarse a lo que había conseguido anteriormente. La nueva dirección que vemos ahora es una dispareja mezcla de varios géneros sin un objetivo claro.

La trama explora los conflictos cotidianos de cada uno de los miembros de la familia Shim. Tanto individual como colectivamente esta familia se halla muy desintegrada, con unos padres hartos de su vida, unos hijos sufriendo típicas rabietas de la adolescencia y una tía que no ha conseguido hacer su propia vida y vive en la misma casa. La situación de todos no parece encaminarse a una solución razonable, aunque se distinguen pequeños cambios a lo largo del filme.

El estilo narrativo de la película es acertado, y en cierta medida puede tornarse interesante si se ve como un típico drama familiar. Pero dejando esto de lado, las cosas no lucen atractivas y la historia se limita a retratar tímidamente la vida de los protagonistas sin agregar elementos adicionales. Así mismo, Yoon-chul evade constantemente los prolongados lapsos de dramatismo e incluye inconsistentes secuencias de humor

Este deslucido estilo de presentar la cinta hacer que a medida que transcurran los minutos el argumento se vuelva pesado y redundante con la inevitable consecuencia de caer en el aburrimiento. Los diálogos parecieran estar muy desconectados y a la vez tratan de abordar demasiados tópicos. Pese a todos estos puntos desfavorables, se nota la intención del director de querer hacer una película personal; de hecho, no sería extraño que muchas de las cosas que se le puedan reprochar a esta cinta hayan sido incluidas con premeditación.

No tengo problemas en aceptar mi sorpresa y hasta una leve decepción con esta película, que si bien goza de algunas virtudes, en su mayoría son chispazos de creatividad ocultos en una trama desconcertante, y por momentos, incluso aburrida. En vez de recomendarla, me limito a proponer un nuevo visionado de “Maratón”.

3 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Por la portada parece un film que no debería caerme mal pero esto no debería ser el único signo de confianza. Saludos!

Squareta dijo...

Pues dale una oportunidad y despues nos cuentas que te pareció ;)

¡Saludos!

xangre dijo...

pues no se pero las protas de la peli me traen loko sobre todo Hwang Bo-ra ... es la cosa mas linda de todo korea claro no por encima de "la princesa". ;)