Zatoichi, the Outlaw [16] (1967)


El hombre de las dos caras
Por Fingolfin

Satsuo Yamamoto dirige la que fue su única película dentro de la saga, también titulada “The Blind Swordsman's Rescue”, “Zatoichi Breaks Jail” o simplemente “Zatoichi 16”.
Cabe destacar que fue el primer film de la productora de Shintaro Katsu que llevaba el mismo nombre, y que contamos con interpretes como Kô Nishimura (“Sword of Doom”, “47 Ronin”, “Lady Snowblood”) o Rentaro Mikuni (“Musashi 1”, “Band of Assassins”).

La película puede dividirse en dos partes. En la primera el argumento es el de casi siempre, con Zatoichi enfrentado con el jefe local por culpa del juego (ya que éste se aprovecha y hace trampas a los campesinos). Sin embargo la guerra que tienen entre ambos es tan solo de pensamiento, ya que el espadachín se aloja en casa del jefe e incluso le hace algunos favores.

Cuando Zatoichi conoce al otro jefe Asagoro, queda impresionado por su bondad y humildad, y colabora con él en el enfrentamiento directo con la banda rival.

La segunda parte es la decisiva, y se origina a consecuencia del final de la primera, ya que el acuerdo de Zatoichi y Asagoro es de reunirse de nuevo cuando pase un año. Transcurrido el tiempo, las cosas han cambiado mucho, y Asagoro se ha convertido en un hombre importante al servicio del gobernador. Ahora es todo lo contrario de lo que el espadachín vio en él, y tendrá que cobrar venganza por todos los daños causados.

La película llama la atención por su banda sonora. Los que hayan visto bastantes películas de la serie se darán cuenta de que la música se utiliza como elemento secundario para escenas estrictamente visuales, en las que todo el peso recae en la imagen y el sonido. En este film podemos oírla de fondo en diálogos, combates, escenas dramáticas…etc, es decir, lo que habitualmente suele ser el uso de una banda sonora.

La acción escasea bastante hasta llegar el final, y tanto las coreografías como las cámaras de combate no estuvieron al nivel de otros films. Tenemos un ligero enfrentamiento con armas de fuego que se salda con un buen truco de Zatoichi, pero no vuelven a aparecer.

El argumento en mi opinión es el punto fuerte de “Zatoichi, the Outlaw”, ya que rompe un poco con la monotonía del habitual enfrentamiento con el jefe yakuza (lo que tiene lugar durante la primera parte). El peso de un argumento mejorado hace que tengamos un mayor número de personajes secundarios, y algunos de ellos con un alto nivel de desarrollo.

Por último, decir que la película posee algunas escenas de las que superan el grado de “hacer sonreir” y alcanzan el de “hacer reir”, llegando a su máximo en la pelea de los ciegos, que bien podría estar al nivel de la mejor de las comedias.

Otra más de Zatoichi, buena música, buen argumento, buenas interpretaciones. Merece la pena verla aunque solo sea por su ligera diferencia con las demás.

No hay comentarios: