Don’t Tell Papa (2004)


Consecuencias de una noche
Por Master of Hate

Jeong Woong-in, conocido por su papel de Kim Sang-du en la saga de “My Boss My Hero” interpreta a Cheol-su, un hombre que luego de un fugaz romance que vivió en sus días de secundaria, termina con un hijo en sus brazos. Cheol-su tiene que criar por su cuenta al niño ya que su madre se ha marchado a los Estados Unidos. Luego de ocho largos años Ae-ran (Chae Min-seo) la madre del pequeño regresa y casualmente se encuentra con su hijo al que más adelante intenta recuperar.

Estamos ante una película que se centra en la relación padre-hijo, dejando al margen la figura maternal. La cinta puede recordar a “Cracked Eggs and Noodles” por su similitud en cuanto al argumento, de todos modos, la situación se desarrolla de otro modo y plantea otro tipo de problemas para el padre y su hijo.

Como es costumbre, la primera parte esta más orientada a hacer reír y dar rienda suelta a la comedia, para luego dar paso al drama y a momentos más serios en donde se trata de hacer llegar cierto mensaje.

La historia es bastante simple y predecible, pero las buenas actuaciones y el factor comedia son suficientes para mantener a flote el interés por su desenlace. Además, el director incluye deliberadamente un ambiente muy “pachanguero” para generar algo más de humor y situaciones jocosas. De todas maneras, se echa de menos más ideas originales y frescas que den más vida a la historia.

Las actuaciones son bastante buenas, pero hay que destacar sobretodo al pequeño Yu Seung-ho, a quien muchos recordarán por su papel de Sang-woo en la cinta “The Way Home”, y a Chae Min-seo a quien pudimos ver en otra excelente película como es “Champion.”

Este drama familiar, mezcla bien el humor y el lado serio de la situación y aunque no profundiza demasiado en el problema, se las ingenia para llevar cierto mensaje a las parejas jóvenes que no se preocupan por las consecuencias de sus actos.

Recomendada a quienes gustan de los dramas familiares y que no tienen mayor interés que distraerse o pasar un rato agradable.

No hay comentarios: