A Bold Family (2005)


Hora de la unificación
Por Master of Hate

No hay duda de que el tema de la unificación de las dos Coreas puede ser considerado extremadamente delicado, pero cuando hablamos de cine, hay lugar para muchas alternativas. El asunto se puede tratar de muchas y variadas formas, desde el punto de vista de comedias románticas como “Love of the South and North”, hasta poderosos y emotivos dramas como “JSA”.

“A Bold Family” toma un poco de todo y adquiere la estructura típica de muchas comedias coreanas. Se divide en una primera parte que juega más a la comedia y una segunda parte en donde el drama hace un relevó y da otro significado a la cinta.

La historia envuelve a una familia algo peculiar que se ve afligida por la enfermedad del padre. En su lecho de muerte, el viejo Kim (Goo Shin “The Foul King”) se lamenta por no haber podido cumplir su deseo de ver a la familia que un día dejó en el Norte. Myung-suk (Kam Woo-seong, “Spider Forest”) uno de sus hijos, se entera de que su enfermo padre posee una propiedad avaluada en 5 millones de dólares, pero al parecer, dicha propiedad está destinada a la familia que dejó en el Norte, y la única forma de tener acceso a ella es que ocurra la unificación de las dos Coreas. En vista de esto, Myung-suk y toda la familia realizan un montaje para hacer que esto se vuelva realidad.

La trama prueba su efectividad desde el primer instante y está llena de momentos cómicos, todos conectados al montaje que se crea para simular lo que sería una unificación. El engaño se hace más complejo y difícil de mantener a medida que el tiempo avanza y termina involucrando a mucha más gente entre los cuales se debe destacar a Myung-gyu (Kim Su-ro “Vampiro Cop Ricky”, “Dance with the Wind”), otro de los hijos, quien hace las veces de director cinematográfico.

La segunda parte, como ya dije antes, trata de hacer relevante el mensaje y darle un poco más de seriedad a la historia. El cambio se justifica y se puede decir que se ve bastante acertado, aunque por otro lado es bastante predecible.

“A Bold Family” es un largometraje simple pero efectivo con el potencial de entretener y gustar sin tener que salir de la línea convencional que caracteriza al cine coreano. Esto implica que a pesar de ser capaz de mantenernos entretenidos, no es un filme que vayamos a recordar con el tiempo, pese a ello, este drama familiar se puede visionar sin mayor dificultad.

No hay comentarios: