Zatoichi´s Vengeance [13] (1966)


El enemigo mas poderoso
Por Fingolfin

Si “Zatoichi and the Chess Expert” situaba a Kenji Misumi a la cabeza entre los directores con mas películas de la saga, Tokuzo Tanaka hace lo propio con el film numero 13 de Zatoichi, y la 3º de su cuenta particular. Destacamos entre los actores la aparición estelar de Shigeru Amachi (el gran Hirate en “The Tale of Zatoichi”), y la de Kei Sato.

El masajista ciego presencia un asesinato en medio del campo, y se cruza con el asesino sin mediar palabra alguna. Cuando se sienta junto a la agonizante victima, recibe una gran suma de dinero y un nombre a quien debe entregársela: Taichi.


Al encontrar 2 dados dentro de la bolsa, el espadachín deduce que se trata de un jugador, así que decide quedarse con el dinero (otra actitud inesperada al igual que con la que abría “Zatoichi and the Doomed Man”).

Guiado por la casualidad se topa con Taichi y su abuela en un pequeño poblado, y allí les entrega el dinero. Hablando con ellos descubrirá los planes del jefe Gonzo, que intenta apoderarse de todos los negocios del lugar.

El terreno de la acción es espectacular, recordándome los primeros films donde además de ofrecernos calidad, nos impresionaban. Los combates están rodados en su mayor parte con cámaras laterales fijas, al mas puro estilo Kenji Misumi, sin miedo, dejándonos ver la coreografía completa y sin cortes. En alguna ocasión también se utiliza alguna imagen superior, igual que la empleada en la Zatoichi de Kitano cuando el guardaespaldas lucha por primera vez.

El título que he puesto a la crítica no está relacionado con el “enemigo final”, ni con ningún otro luchador en particular (aunque podría serlo). El enemigo mas poderoso al que Zatoichi debe enfrentarse es la mente de un niño. Durante una de sus demostraciones de habilidad, el joven Taichi le observa, y queda obsesionado por su fuerza y su poder. Un ciego con el que el espadachín se cruza le advierte del peligro de su acción, y Zatoichi tendrá que soportar bastante dolor para poder deshacer el entuerto.


Otro enemigo importante es el sonido. No es la primera vez que se utiliza como arma para confundir sus sentidos, pero quizás es la ocasión en la que mas énfasis se pone en este aspecto, usando tambores para ello.

Concretando la historia de Zatochi, el ciego viajero nos dice que el espadachín no fue ciego de nacimiento, sino que perdió la vista a los 5 o 6 años. Si soy sincero no puedo recordarlo con claridad, pero creo que no se había mencionado algo así con anterioridad.

Coreografías de lujo y grandes actores para marcar “Zatoichi 13” como una de las películas clave dentro de la filmografía. La mejor desde “The Adventures of Zatoichi”.

1 comentario:

SunkDevifull dijo...

Una vez volvemos a discrepar, eheh
Esta película no es para mí de las mejores, quizá el factor niño pequeño me afecta a un nivel inconsciente, pero creo que, aunque la anterior no fuera una gran película, ésta es un bajón considerable.
Parece que Tokuzo Tanaka y yo, no nos llevamos bien, xD