Love Is A Crazy Thing (2006)


Un cambio de vida
Por Master of Hate

Au-jin (Jeon Mi-seon, “Memories of Murder”) es una mujer que tiene que salir adelante con sus pequeños dos hijos, pero se ve apremiada por varias deudas y la imposibilidad de cancelarlas. Su única fuente de ingresos proviene de su trabajo como operadora de una línea telefónica que presta servicios para caballeros (en realidad no parece ser exclusivamente algo erótico). No pasa mucho para que Au-jin pierda este empleo, pero al mismo tiempo, una mujer le ofrece la oportunidad en un trabajo con beneficios mucho más elevados. Au-jin termina metida en el mundo de la prostitución a través de una agencia, que le arregla todos sus encuentros. De esto modo consigue salir adelante y resolver sus problemas.

“Love Is A Crazy Thing” prueba una vez más que la manera de presentar la trama puede ser mucho mas trascendental que el argumento mismo. La historia de la mujer que tiene que salir adelante vendiendo su cuerpo tiene en Asia su primer exponente con “The Goddess” película china de 1934 que sería una de las primeras en el mundo en tratar el tema de la prostitución. Y es que es lo primero que se me viene a la mente cuando veo filmes con tramas similares.

La visión particular que tiene el novel director Oh Seok-geun en este filme, no es nada realmente nuevo, pero se nota el esfuerzo de no caer en falsos mitos o dramatizar excesivamente la situación. El desarrollo de la trama va de la mano con un cambio significativo en la personalidad de Au-jin. Es por esto que el realismo es palpable en todo momento.

El balance es inteligentemente establecido cuando se muestra a la Au-jin independiente y capaz de brindarles a sus hijos lo que necesitan. Pero esto contrasta con su alejamiento físico y los consecuentes problemas que esto acarrea. Así mismo está la nueva vida que tiene que vivir, rodeada de hombres extravagantes, vicios y violentos. Pero una vez más, esto se contrasta con la aparición de un cliente que parece tener deseos de relacionarse seriamente con ella.

En cuanto al estilo, sobretodo en las primeras instancias, me ha recordado levemente a “This Charming Girl” por la atmósfera asfixiante y por el hincapié que se hace en las expresiones faciales de la protagonista, tratando de captar su angustia y su malestar.

Existen personajes secundarios con cierto peso en la trama, especialmente “la madame” y las compañeras de Au-jin que quizás sirven para ilustrar otro tipo de perspectivas y al mismo tiempo validad el hecho de que todas tienen algo en común. El filme no está exento de algunas escenas fuertes que personalmente no creo que estén meramente por “shock value” sino por que corresponden al desarrollo argumental.

Lo mejor sin duda es que la historia no se hace predecible y llega a sorprender con un par de giros inesperados. La selección musical ha sido un gran acierto, así como el la elección de Jeon Mi-seon para el papel principal.

Estamos antes un drama bien construido y bastante realista que no dudo en recomendar.

No hay comentarios: