Rewind (2003)


¿Qué tan simple puede ser la vida?
Por Master of Hate

“Rewind” aka “Man Watching Video“ es una cinta sencilla, directa, y entrañable que fluye con una magnifica naturalidad siguiendo un hilo levemente dramático. Se trata de un filme cuyo propósito es definir bien al protagonista y en base al desarrollo de su personaje, estudiar distintos temas, entre ellos la soledad y las relaciones sentimentales.

El protagonista (en ningún momento se menciona su nombre) lleva un videoclub y parece estar muy a gusto con su trabajo. Más adelante nos enteramos de muchas cosas, como por ejemplo, que rechazó la oportunidad de una brillante carrera en derecho; que se acaba de divorciar recientemente; y que no es precisamente un hombre afortunado. La monotonía en la que parecen consumirse sus días se transforma de modo drástico gracias a pequeños acontecimientos que se van acumulando; entre ellos, unas misteriosas cartas que le empieza a escribir una admiradora.

“Rewind” no se trata de una historia de amor cualquiera, juega mucho con detalles, casualidades y coincidencias. Se trata de una amalgama de pequeños acontecimientos que giran alrededor del protagonista que a priori pareciera vivir conforme con su estilo de vida. Poco a poco se revelan muchas verdades, como por ejemplo, el por qué ha preferido terminar su matrimonio, y si en verdad está conforme con su vida.

El protagonista quizás llegue a ser un tanto desesperante, por su indiferencia ante las cosas que ocurren a su alrededor. Su pasividad pareciera no traerle demasiada suerte. Quizás el hecho de que le reste importancia a todo, lo hace parecer un tipo sin suerte; sin embargo, hay eventos que indican todo lo contrario. La interpretación de este personaje a cargo de Jang Hyeong-seong (“The Romance”) es especialmente buena, lo considero un especialista para este tipo de roles en los que la sencillez del personaje adquiere muchas dimensiones haciéndolo totalmente creíble.

Otro de los detalles que llama la atención es la importancia que se le da al trabajo que se realiza en el videoclub. La tienda no es un mero artefacto que sirve como escenario o como adorno cinematográfico. Hay una cantidad respetable de líneas dedicadas mayormente a filmes de hollywood, incluso algunos comentarios pueden parecer irónicos, como por ejemplo que “Steven Segal hace las mejores películas de acción.” El videoclub juega una parte fundamental en el argumento de muchas maneras.

Es posible obtener varias conclusiones sobre la personalidad del protagonista y de su “filosofía de la vida.” al menos ese fue para mi uno de los mayores atractivos de “Rewind.” La participación de varios personajes secundarios completa ese panorama lleno de detalles y casualidades que mencionaba al principio. Hay dos mujeres en particular que tienen un desarrollo importante.

Cinematográficamente, “Rewind” apuesta por ser lenta y pasiva, quizás confiando en que la fluidez del argumento facilitará el seguimiento de los hechos. Es posible decir que lo ha conseguido, aunque es importante señalar también que hay algunas escenas puntuales en las que se corta abruptamente el ritmo de la película. El efecto que se consigue con estas secuencias pareciera no ser del todo bueno, y su aporte es más bien pobre. A pesar de esto, la calidad de la cinta no se ve afectada seriamente. Como dato adicional hay que señalar que el filme esta basado en una novela de Kim Yeong-tae.

Kim Hak-sun con su primer trabajo ha logrado crear un largometraje sencillo, intimista y bien estructurado, similar en estilo a “White Valentine” pero mejor detallado y con personajes mucho más atractivos.

No hay comentarios: