Family Matters (2006)


Cosas de familia
Por Master of Hate

“Family Matters” nos ofrece una amplia visión sobre los problemas que acaecen dentro del núcleo familiar. Esta visión ya ha sido ampliamente representada en el cine coreano, tanto a modo de argumento principal o como argumento secundario. En este caso como el titulo del filme indica, se trata de los asuntos/problemas que tienen lugar en una familia. Las particularidades en este caso tampoco son nuevas, ya que presentan un caso que se podría considerar atípico en el que la mujer es quien lleva las riendas de la familia mientras el hombre se ve en una posición vulnerable.

Min-kyung (Kim Ho-jung) tiene que trabajar muy duro dando clases de baile para poder sostener a su familia. Su marido, Sang-hoon (Kim Yoo-seok) ha estado durante varios años intentando probar suerte en la industria del cine, pero hasta la fecha no ha obtenido ningún resultado. Ambos tienen un pequeño hijo; con ellos vive el padre de Min-kyung que cada día está más enfermo. Los problemas se hacen presentes y poco a poco van caldeando los ánimos dentro de esta familia que parece destinada a la separación.

El contexto de la cinta quizás recuerde un tanto a “Mr. Quiz King” o incluso a “Barking Dogs Never Bite” ya que Kim Ho-jung en esa ocasión interpreta un papel muy similar. En todo caso “Family Matters” no es un trabajo realmente ambicioso, aunque sí honesto. Usando un tono levemente cómico, el director Nam Seon-ho se encarga de plasmar en su película, los problemas más comunes y típicos a los que se debe afrontar una familia, cosas que generalmente no tienen cabida en otras historias.

Lo interesante del film es la manera en la que se satirizan muchas situaciones de la vida de pareja. A pesar de que existe un tono burlesco en algunas escenas, la historia imprime mucho realismo y por ende es fácil identificarse con cualquiera de las dos partes. El filme revela todo tipo de problemas, pero de modo que formen parte de la misma relación y no se vean como un obstáculo precisamente. Así mismo, el filme termina reafirmando el valor que tiene la familia, por encima de una guerra de los sexos.

Es interesante volver a ver a Kim Yoo-seok en un rol protagónico luego de su papel en “The Isle”. Tanto él como Kim Ho-jung (“Nabi”) realizan una labor encomiable,

Quizás no se trate de un largometraje especialmente original o deslumbrante, pero por otro lado, sabe mantener un nivel de interés muy decente y cumple una meta fundamental que es entretener.

No hay comentarios: