Zatoichi´s Revenge [10] (1965)


Venganza casual
Por Fingolfin

Fue la segunda película en la filmografia de Akira Inoue y la única que dirigió dentro de la saga Zatoichi. Destaca la manera tan relajada y eficaz por la que lleva la trama sin hacer uso de espadas ni acción, con una buena película que prácticamente tiene de todo. La primera de las rodadas en 1965.

Zatoichi llega hasta el puente de Azabu, y decide ir a visitar al maestro masajista Hikonoichi. Cuando llega se entera de que este ha sido asesinado y su hija puesta a trabajar en un burdel. Inmediatamente se interesa por la situación, y acude al lugar a investigar. Las prostitutas son tratadas con mano de hierro, a base de golpes e insultos, y la hija del maestro ha sido encerrada en un sótano donde apenas se le da de comer.

El título es demasiado artificial, como si se lo hubieran puesto para salir del paso. Zatoichi no va al pueblo a buscar venganza, y aun cuando se entera de la muerte de su maestro tampoco se dedica a buscar al culpable para matarlo. Su objetivo es rescatar a Sayo, su hija, y solo eso le importa.
Posteriormente, y hablo ya de los minutos finales, se entera de la identidad del asesino, y solo entonces decide cobrar venganza. Recordar que aun así, es el propio asesino el que le incita a la lucha.

Es muy curioso que salvo 2 segundos de combate en la escena de presentación no hay ni el más ligero rastro de acción hasta los 35-40 minutos, algo totalmente excepcional dentro de la serie, y que sorprendentemente no se echa en falta. La trama transcurre tan fluida que simplemente da la impresión de que la presentación se alarga mas de lo acostumbrado. La batalla final es un espectacular 1 contra 100 al mas puro estilo “Lone Wolf and Cub” que sale bien parado con buenas coreografías.

Como siempre podremos disfrutar de la escena de los dados. Es un momento ya habitual en las películas de Zatoichi, y quizás para muchos, una de las partes más deseadas y esperadas. Siempre original, siempre inesperada, siempre perfecta…

Buena nota y uno de los argumentos mas interesantes de toda la serie, con muchas y buenas dosis de humor a cargo del espadachín, y también del lanzador de dados (que si no me falla la memoria, es la primera vez que se le permite a un compañero secundario tener su momento de gloria luchando a espada).

Por ultimo solo mencionar el homenaje inicial y final que Zatoichi hace a su único compañero de viaje, aquel que nunca le abandona y siempre puede sentir, el Sol.

1 comentario:

SunkDevifull dijo...

Para mí una de las mejores películas de Zatoichi, no es enrrevesada, no tiene un enemigo realmente "mítico", pero el transcurso de la trama, el final, y sobretodo el comienzo la hacen, para mí de las mejores.
Un 10 para Akira Inoue, una pena que no hiciera más películas de la saga.