Narayama Bushiko (1983)


Una cita con la muerte
Por Snyder

Shoei Imamura nos transporta a la vida cotidiana de una humilde familia campesina en una pequeña aldea, donde la vida está marcada por una ley que nadie puede eludir, al cumplir 70 años, los ancianos deben ir al monte Narayama, a reunirse con el dios de la montaña y permanecer allí hasta la muerte.

La abuela, Orin, de 69 años, procura dejar todos sus asuntos terminados para poder ir cuanto antes a la montaña. Mientras, Tatshuei, el cabeza de familia, se atormenta con la idea de tener que llevar a su madre a Narayama.

Alrededor de este conflicto central se entremezclan numerosas historias paralelas y complementarias que dan forma a la vida, inquietudes y pensamientos de esta familia y de la aldea en la que viven.

Imamura dota a todos los personajes de la profundidad y complejidad necesarias para hacer de esta historia una historia con múltiples protagonistas y tramas argumentales, si bien la trama principal siempre permanece de una forma constante.

El trabajo de los actores es de una gran calidad, especialmente en los casos de Sumiko Sakamoto (Orin), y Ken Ogata (Tatshuei), ambos actores muy experimentados y que convierten algunas secuencias de esta película en inolvidables.

Es al mismo tiempo una película de gran lirismo, especialmente en los numerosos simbolismos que Imamura incorpora con animales como si se trataran de haikus visuales sobre los distintos ciclos de la vida. Y es que Narayama Bushiko habla del ciclo infinito de la vida, que se repite una y otra vez, y de lo cruel y doloroso que es este proceso imposible de detener. Y en mi opinión lo hace con éxito, no sólo por su capacidad de representar la complejidad de los personajes y sus interacciones, sino por que refleja con claridad y naturalidad todos los elementos que forman parte de la vida: la crueldad, la melancolía, la alegría, el amor, el odio, la frustración, la ignorancia, la sabiduría, la muerte, y la regeneración.

Premiada con la Palma de Oro de Cannes, Narayama Bushiko (Ballad of Narayama), posiblemente sea una de las películas japonesas con mayor reconocimiento internacional.

1 comentario:

ManuelinX dijo...

Por la premisa de la historia recorde uno de los episodios de: "Dinosaurios", aquella serie de dinosaurios parlanchines, donde un bebe le pegaba con un sarten a su padre.

El capitulo en cuestion trataba de que a la abuela la tenian que llevar a una montaña y ser lanzada por el yerno, en este caso Earl.

Será que fue un pseudo homenaje?