Barefoot Gi Bong (2006)


Razones para seguir
Por Master of Hate

En el 2005, la cinta “Marathon” del director Jeong Yoon-Chul se convirtió merecidamente en una de las películas más aclamadas del año. Pues bien, ¿qué tiene que ver esto con “Barefoot Gi Bong”? En realidad existen importantes semejanzas entre la cinta antes mencionada y “Barefoot Gi Bong”, obra del novel director Kwon Soo-kyeong. Manejándonos a un nivel algo más superficial, se puede decir que la cinta en discusión sigue la tendencia de otras cintas coreanas como “Mr. Gam’s Victory” o “Champion” que son otras historias basadas en personajes y hechos reales.

“Barefoot Gi Bong” es un drama conmovedor con un fuerte mensaje de superación. Luego de un pequeño preludio que nos pone al tanto sobre los hechos en los que está basado el largometraje, nos metemos en la vida de Gi Bong (Shin Hyeon-Jun) un hombre que debido a una fiebre que sufrió de pequeño, termino con notorias discapacidades físicas y mentales, pues a pesar de tener aproximadamente 40 años, su cerebro es el de un niño de 8.

Los incontables recorridos que ha realizado a lo largo de 30 años en su pueblo, le hicieron ganarse el apodo de Barefoot Gi Bong, en alusión al hecho de que continuamente se lo ve correr con sus pies descalzos. Un día, por casualidad del destino, Gi Bong participa en una carrera y resulta vencedor de la misma. El Sr. Baek, alcalde del pueblo, conciente de este hecho, lo convence para que participe en una importante competencia en la capital. Gi Bong por su parte, acepta porque necesita el dinero del premio para comprarle una dentadura postiza a su madre.

Tanto el mensaje de superación, como la presencia de una determinada discapacidad en el protagonista, son los elementos de esta película que más recuerdan a “Marathon.” Ahora, también en ambas es posible ver la importancia que ocupa el papel afectivo entre madre e hijo, pero en el caso de “Marathon” las cosas fluyen de otra manera y quizás existe un balance más acorde a las exigencias del film.

Una de las cuestiones que más difícil se hace evaluar, es la manera directa y contundente de afrontar al espectador. No es tan sencillo decir “es demasiado melodramática.” Las opciones en cuando a la evolución del argumento no son muchas, ya que la idea detrás del film esta bien definida y de una u otra forma la intención final es conmover, llegar al espectador, causar cierto impacto, etc.

No dudo que a más de uno le parezca una desfachatez la manera en la que el director intenta manipular al espectador, pero no es ni el primero ni el último en hacerlo, así que por mi parte no tengo nada que achacarle.

En cuanto a las actuaciones, soy de la idea que en casos como éste no se puede hablar realmente de sobreactuar nada debido al perfil del protagonista. Me parece que es un papel bastante desafiante para Shin Hyeon-Jun, conocido por sus papeles estelares en dramas épicos como “Bichunmoo” o “Shadowless Sword”; comedias de gángsteres como “Hi! Dharma 2” o “Marriyng the Mafia 2” entre otros. Otras grandes figuras que hallamos en el reparto son: Kim Soo-mi (“Mr Gam’s Victory”, “Mapado”) y Im Ha-ryong (“Welcome to Dongmakgol”). También, vale la pena mencionar que el mismo Shin Hyeon-Jun ha declarado que este es el primer personaje que en verdad ha querido interpretar.

Si bien en términos generales la cinta es un trabajo bastante logrado, existen detalles sin mucha relevancia que pudieron ser pulidos, en particular un par de escenas innecesarias, pero nada más. Ahora, comparándola nuevamente a “Marathon” está claro que el único aspecto que llega a estar a su altura es la música. Personalmente, también le sumaria las actuaciones, especialmente del lado de Hyeon-Jun, pero no se hasta que punto esta idea pudiera ser compartida. La fotografía es de gran nivel, cosa que es de esperarse por el contexto de la historia.

Finalmente, podemos decir que estamos ante una gran película, de eso no cabe duda. Lo considero un trabajo muy importante por su mensaje y el tema que decide tratar. No pienso que intente emular a “Marathon”, aunque puede ser que el éxito de éste haya sido un aliciente para la realización de “Barefoot Gi Bong”. Además recordemos que se trata de otro hecho real. En todo caso, se trata de un trabajo que recomiendo a los seguidores del cine asiático en general.

No hay comentarios: