Typhoon (2005)


Mucho ruido y pocas nueces (parte 2)
Por Master of Hate

Kwak Kyung-Taek es uno de los directores a quienes más respeto, y no es sólo por el hecho de que en su momento estableció un record taquillero con su película “Friend”. Sus dos producciones posteriores son sin duda excelentes piezas cinematográficas. En el caso de “Champion” tenemos un trabajo al mismo nivel que “Friend”, aunque haya quedado un poco entre las penumbras; y luego con “Mutt Boy” bajaría un poco el listón, pero no obstante sigue siendo otro largometraje excelente. Con “Typhoon” las cosas han cambiado drásticamente; se trata de un filme con el mayor presupuesto en la historia del cine coreano, (aproximadamente $15 millones de dólares) y la oportunidad de marcar otro record taquillero. Como es de conocimiento general, “Typhoon” no tuvo el impacto que se esperaba y salió por la puerta de atrás.

Grupos de piratas siembran el terror en los mares; su último ataque ha sido en contra de una embarcación Norteamericana de donde se substraen un peligroso cargamento. Sin (Jang Dong-Kun), de origen norcoreano, y líder de estos piratas, tiene un solo propósito y es destruir Corea del Sur. Los servicios de inteligencia de Japón y Estados Unidos pronto empiezan su investigación. En tanto que el servicio secreto de Corea del Sur se ve en la necesidad de resolver el conflicto antes de que intervengan las agencias extranjeras. Gang Se-jong (Lee Jung-Jae) es el escogido para llevar a cabo la investigación. La cacería se pone en marcha y está en manos de Se-jong evitar una catástrofe.

La trama es, por decirlo de algún modo, “más que familiar” y es que el conflicto entre las dos Coreas ha dado para hacer una cantidad inmensa de películas. Se ha intentado repetir la formula sin mucho éxito. Lo primero que sería conveniente dejar en claro es que “Typhoon” es una buena película, pero la brecha entre una “buena película” y una “muy buena” o “excelente película” es bastante grande.

Visualmente, la cinta tiene momentos muy bien logrados, no me cabe ni la mejor duda de que el presupuesto se gastó sabiamente y se le sacó el mayor provecho posible. Tenemos de todo: persecuciones en auto, escenarios como Rusia y Tailandia, paisajes fantásticos, aviones, helicópteros, barcos, explosiones GC’s; en otras palabras una cinta cuya estética más o menos se puede comparar a cualquier superproducción de “Hollywood”

La trama no es que sea realmente atractiva, más allá de todo, se hace familiar y hasta predecible. Sin, desde el principio se muestra como un villano sin sensibilidad, y como el antagonista, pero no pasa mucho para que salgan a relucir sus verdaderos motivos sobre el por qué de su odio hacia Corea del Sur. De este modo se contrarresta en cierta medida su imagen malévola, además tenemos un largo y detallado flashback que lo aclara todo aún más.

En cuanto a Se-jong no hay mucho que decir, se le ha dado un trato un tanto frío, y lo único que se llega a saber de él hasta casi los tramos finales, es que es un tipo sensible, cosa que es normal esperar en el personaje. Su papel en esta cinta, recuerdo un poco al que tuviera en “Last Witness”. Finalmente tenemos a Choi Myeong-ju (Mi-yeon Lee) cuya presencia es la que más aporta a la trama, dándole un toque melodramático y consiguiendo por fin elevar el nivel.

Ahora, ¿Cuál ha sido el problema? En realidad “Typhoon” no tiene nada de malo, pero por otro lado tampoco tiene nada de extraordinario. El hecho de que los efectos especiales sean de primera, no ayuda en mucho, pues se quiera o no, todo eso está ya muy visto en Hollywood y si no se sabe complementar, no pasa de ser buena pirotecnia. Los escenarios internacionales, se ven muy interesantes, de hecho parece que se rodó más, fuera que dentro de Corea. Pero así mismo, no pasa de ser un bonito añadido que necesita un complemento.

La cinta se niega a comprometer la personalidad o los valores de sus personajes de acuerdo a su procedencia. De este modo tenemos gente, tanto del sur como del norte, que son culpables e inocente. Cosa que se ha visto por ejemplo en “JSA” es decir no hay detractores, sino un problema ocasionado por las circunstancias. El problema es que a diferencia de la mencionada película. En “Typhoon” los personajes no son desarrollados lo suficiente y llega un momento en el que parecen tenerse un gran respeto y admiración sin mucho en que basarse.

Por otra parte es innegable negar el hecho de que haya cierto aire patriótico en la película, especialmente en los tramos finales en los que el heroísmo y orgullo de servir a un país parecen publicidad. Puede verse como algo innecesario y sin trascendencia, sin embargo allí se ha dejado para bien o para mal.

Sin duda la parte más interesante de la cinta está sobre la mitad de la misma, y es que para mí, el final no consigue entusiasmar, y es el colmo del “cliché” (tenia que decirlo). Lamentablemente todo termina sabiendo a poco.

En conclusión, estamos en presencia de la película más cara que ha dirigido Kwak Kyung-Taek, pero la que más fácil se puede olvidar.

2 comentarios:

chowfan dijo...

Donde la conseguiste, por dios...estoy que la busco hace mucho tiempo...

Master of Hate dijo...

la vi en un festival, pero supongo que está por salir ya en dvd.