Nabi (2001)


Un viaje al olvido
Por Master of Hate

Regresando nuevamente al cine más personal, podríamos decir casi “de autor”, nos encontramos con un trabajo fascinante pero complejo a la vez. “Nabi” (The Butterfly) es una cinta con notables características que difieren en mucho a otros filmes de ciencia ficción. Desde su misma estructuración, rodaje, y hasta su argumento “Nabi” explora terrenos recónditos, sobretodo en la estética de un filme cuya trama puedo ser llevada de manera mucho más simple y terminar siendo “más accesible” por decirlo de alguna manera.

Ambientada e un futuro no muy lejano, “The Butterfly” es un drama que cuenta la historia de Anna (Kim Ho-jung, “Barking Dogs Never Bite), una misteriosa mujer que luego de haber vivido mucho tiempo en Alemania, decide regresar a su natal Corea en busca de un virus que tiene la capacidad de borrar la memoria de las personas. En medio de una ciudad que vive en el caos, infestada de problemas como la lluvia acida y el envenenamiento por plomo Anna es guiada por Yuki (Kang Ho-jung, en lo que parece ser su primera película antes de “Oldboy”) en busca de el virus que le ayude ha olvidar. Pronto, la relación entre la visitante y su guía se desarrolla hasta el punto en el que el futuro de ambas toma un nuevo camino.

Moon Seung-wook, director del largometraje, desarrolla su trabajo dando mucha mas relevancia al perfil psicológico de los personajes y relegando a un segundo plano la ambientación propiamente dicha de esta futura Corea. Obviamente, esto estriba en el hecho de que se trata de un film de muy bajo prepuesto, que se ha rodado básicamente con cámaras digitales. Por éste motivo, la situación y los problemas que se supone existen es algo que se percibe mucho más por boca de los protagonistas que por las imágenes en sí.

La situación de los personajes acapara aspectos que se hacen universales ya que básicamente tenemos el eterno problema de los recuerdos que se vuelven insoportables y la oportunidad de empezar una nueva vida dejándolos atrás. Hay un análisis muy interesante de las relaciones humanas, y dentro de este conjunto las relaciones femeninas, en particular el papel madre-hija que lleva un gran trasfondo. El único personaje masculino es K (Jang Hyeong-seong, “GIT”) que también es desarrollado inteligentemente y con sumo cuidado.

En términos generales, se puede hablar de un film inteligente que elabora muy bien su mensaje. Es verdad que puede resultar monótono hasta llegar a su conclusión, sobretodo si es que pasada la primera media hora los personajes no han calado lo suficiente como para interesarse más en el camino que pretenden tomar. Visualmente no es impactante, pero si logra captar de modo acertado los instantes claves: las emociones más profundas de los protagonistas.

“Nabi” es un trabajo complejo, con magnificas actuaciones, inteligente y quizás apto para quienes quieren ver un drama sustancialmente distinto. Personalmente no puedo decir que sirva como producto de entretenimiento, se arriesga a ir más allá, y por consiguiente a llegar a menos público, pero precisamente en eso está su mérito.

No hay comentarios: