Two Cops (1993)


Corrupción VS Honestidad
Por Master of Hate

El detective Cho (Ahn Sung-kee) y su compañero, son atrapados in fraganti luego de recibir un dinero que no les corresponde. Como resultado de este bochornoso acontecimiento, el detective Cho es castigado, aunque la peor serte se la lleva su compañero que termina despedido. Pronto, el novato detective Kang (Park Joong-Hoon) llega para incorporarse como pareja del detective Cho. Desde el primer instante se ve ansioso por hacer cumplir la ley y respetar las reglas. El recién llegado se niega a cometer ningún acto deshonroso y ve con muy malos ojos las continuas faltas que el detective Cho realiza día a día. Ninguno quiere cambiar su manera de pensar, por lo que siempre se hallan discutiendo. Dos policías colisionan y luchan por el control ¿Quién será el vencedor?

“Two Cops” es una cinta sumamente importante por varias razones. En primer lugar, es uno de los largometrajes que sirven como punto de referencia para ver el desarrollo de las cintas policíacas a principios de los 90’s. Actualmente el género es bastante explotado y se han llegado ha hacer trabajos muy importantes. “Two Cops” está influenciado por al cine de Hong Kong (incluso se hace una breve mención de éste) y a final de cuenta no deja ser una película muy cercano a la típica “buddy movie”

El responsable de está no es otro que Kan Woo-Suk, renombrado director cuyos trabajos ocuparían más adelante lugares de privilegio en las taquillas surcoreanas, algunos de los “hits” que llevan su firma son “Silmido” y las dos entregas de “Public Enemy” entre otros. En “Two Cops” su talento se puede apreciar en cierta medida, aunque obviamente teniendo en cuenta las limitaciones que debió tener.

La trama en sí, es entretenida y graciosa, aunque no en exceso, de todos modos es fácil suponer que en su momento fue una cinta fresca y atractiva, al punto que le siguieron dos secuelas.

El dúo protagónico lo conforma el conocido Ahn Sung-kee (“Musa”, “Silmido”) y Park Joong-Hoon (“Nowhere to Hide”, “A Masterpiece in my Life”) y como curiosidad se ve a un jovencísimo Kim Su-ro (“Vampire Cop Ricky”, “Dance With The Wind”) en lo que parece ser su primera aparición (muy pequeña, dicho sea de paso) en la pantalla grande

La producción es bastante correcta y es más o menos lo que se puede esperar de un trabajo hecho a principios de los 90’s. Destacan sin duda la banda sonora y el ligero, pero constante humor que nos brinda la historia.

“Two Cops” no se ha de ver con ánimos de encontrar algo novedoso u original, más bien se trata de una película agradable, sencilla, pero bien ejecutada, que deja ver en que estado se encontraba el desarrollo de la industria cinematográfica surcoreana a principios de la década pasada.

No hay comentarios: