The Scent Of Love (2003)


Deja vu
Por Master of Hate

“The Scent of Love” o “Scent of Chrysanthemums” título como también se le conoce a esta cinta, es otro interesante melodrama que sin duda resulta apetecible por los seguidores más acérrimos del género. Para el resto, la película puede no ser del todo complaciente y terminar siendo una historia bastante floja y hasta aburrida.

Choi Jeong-rae (Song Seon-mi) llega a Corea después de vivir mucho tiempo en los Estados Unidos. A su llegada, se enrola en la universidad, allí conoce a Min Hie-jae (Jang Jin-Young) de quien se enamora perdidamente. Lamentablemente, ese amor no es correspondido y Min Hie-jae termina casándose con otra persona. Aunque el destino parece haberlos separado un trágico accidente deja a Min Hie-jae sola y con grandes traumas psicológicos que no parece ser capaz de superar. Han pasado varios años, pero Choi Jeong-rae aún no ha la ha olvidado y quizás él sea el único capaz de devolverle las ganas de vivir.

Estamos ante una película bastante típica y predecible, una historia de amor muy bonita, simple, que no tiene sorpresas. Probablemente, hayan una cantidad enorme de cintas similares para comparar, en realidad no tendría caso hacerlo. “ The Scent of Love” no hace gala de ningún elemento memorable. La historia en sí no se molesta en brindar algo distinto a lo que se puede esperar. Esto no es un problema, a menos que uno lo mire como tal, es decir, todo depende de lo que uno busque.

La relación entre los protagonistas, se desarrolla de modo lógico y más o menos llega a ser convincente, aunque el problema radica en la extremada lentitud que algunas escenas, que no tienen mucha trascendencia. Las actuaciones en esta ocasión parecen haber estado un poco por debajo de lo esperado con excepción de Song Seon-mi (“Liar”, “Mokpo the Harbor”) que ayuda en gran medida a que la historia no pierda demasiado. Uno de los mayores problemas que presenta el film es que llega a dar la impresión de que hay partes innecesarias que no sólo no aportan mucho, sino que disminuyen el interés en el argumento y por ende salen sobrando. Quienes no disfrutan demasiado de las historias lentas, probablemente terminarán algo irritados.

Una película que vale más por su mensaje que por sus elementos cinematográficos. Una visión triste pero a la vez positiva del amor en tiempos difíciles. No se trata de un debut especialmente bueno de Jeong-wook como director, sin embargo la película, como dije al principio, bien puede ser más que suficiente, para quien no busca más que un melodrama bonito, bien hecho pero sin sorpresas.

No hay comentarios: