Kick The Moon (2001)


De grande quiero ser…
Por Master of Hate

Kim Sang-Jin es uno de los buenos directores que se mantiene dentro del género de la comedia. Llega a ser fácil reconocer su estilo y preferencias a la hora de rodar sus películas y “Kick The Moon” no es la excepción. Quizás no hablemos de una de las figuras más emblemáticas del panorama cinematográfico surcoreano, pero ciertamente se trata de un director que sabe entretener, tiene buena relación con la taquilla y que ha tenido constancia ofreciendo cintas más que aceptables luego de la tremenda “Attack at the Gas Station”

Park Young-jun (Lee Sung-jae, “Holiday”) fue en su juventud un muchacho aplicado y responsable que parecía tener un gran futuro, en tanto que Choi Ki-woong
(Cho Seung-won, “Jail Breakers”) era todo lo opuesto. El tiempo ha pasado y para sorpresa de todos el bueno de Young-jun ha terminado convertido en un importante miembro de la mafia organizada y el problemático Ki-woong ha terminado como un maestro de secundaria. Luego de mucho tiempo se vuelven a ver, pero su reencuentro no es nada amistoso ya que de por medio hay una hermosa mujer que ambos desean conquistar.

Para no hacer larga la historia digamos que “Kick The Moon” es puro humor del que Kim Sang-Jin sabe imprimir en sus trabajos. De este modo tenemos unos personajes bastante curiosos y dispuestos ha hacer lo que sea por conseguir lo que quieren. Una historia relativamente sencilla que quizás carezca de mayor ambición que la de entretener y divertir por un par de horas. Como siempre, no faltan las batallas campales y las grandes trifulcas que siempre crean caos y descontrol.

La película resulta bastante simpática, con una mezcla de romance, gángsteres y humor “Kick The Moon” es una digna sucesora de “Attack at The Gas Station” que muchos consideran lo mejor que ha hecho este director.

No será necesario hacer ninguna aclaración a quienes estén familiarizados con los trabajos de Kim Sang-Jin, no obstante, quienes no lo están quedan advertidos que no se trata de otra cosa más que de una película sencilla, graciosa y divertida, que quizás no tenga algo en particular que la haga única o especial. De todos modos, si comedias surcoreanas es lo que buscan, está debería ser una buena alternativa.

No hay comentarios: