Big Match (2006)


ZzZzZz…
Por Master of Hate

“Big Match” aka “Detective Mr. Gong” es uno de los peores filmes que he visto, no en los últimos meses, sino en los últimos años. En todo caso se trata de la nueva película de Kong Jeong-sik (“Daddy Long Legs”) que comparada con ésta, hace parecer a su primera película una obra monumental.

Gong Pil-du (
Lee Moon-sik), un exitoso luchador, se convierte en detective de la policía. El desempeño que tiene en su nueva profesión es realmente lamentable y está en la mira de sus superiores. En casa, su padre no deja de repetirle que busque una esposa y que forme una familia; al ver que su hijo no reacciona, decide fingir una enfermedad a fin de hacer que éste siente cabeza de una vez por todas. El plan no da los resultados esperados, pues Gong Pil-du en su afán de conseguir dinero para salvar a su padre, se ve envuelto en tratos con el segundo al mando de una peligrosa organización.

Sería bueno empezar por partes. El primer fallo que presenta la película es un guión totalmente desconectado y sin organización. Tenemos una historia que se hace predecible, pesada y sin nada medianamente llamativo. Dudé durante varios instantes si se trataba de una comedia policíaca, pues si bien se ve la intención de crear un par de situaciones graciosas, por momentos la historia intenta tener un lado serio y carece de humor pero tampoco llega a ser del todo seria. Al final, la película no parece pertenecer a ningún género, más bien parece un episodio de relleno de una serie policíaca sin nada que contar.

Las actuaciones son quizás otra de las cosas que me ha parecido algo desconcertante.
Lee Moon-sik se destaca por ser un actor secundario al que seguro se le reconoce por la cantidad de filmes en los que aparece. En esta ocasión, como protagonista, da la sensación de no darle mucha forma al personaje (aunque más bien parece problema del guión). Además tenemos una nutrida lista de nombres conocido, de la cual posiblemente destaca Kim Su-ro (“Vampire Cop Ricky”). Pero precisamente esta larga lista, es otro de los problemas que surgen. Es evidente que hay demasiados personajes para las aspiraciones de la película. El resultado es: muchos rostros, poca historia, y una trama sin color.

Creo que poco o nada más hay que decir, una película llena de clichés, con un desarrollo que sufre severamente de falta de creatividad, con actuaciones que no dicen absolutamente nada, y que por lo mismo, no tienen nada en que ampararse. Reafirmo lo dicho al principio, quizás estemos (y por el bien del cine espero que no salga nada peor) ante la peor producción coreana del año, que llega a superar en esta liga a las más empalagosas y nefastas comedias románticas, remakes y posiblemente películas de serie B.

No hay comentarios: