Project Makeover (2006)


Si de verdad Windows hiciera eso...
Por Master of Hate

La brecha que separa a una comedia regular de una buena es tan pequeña que al tiempo que escribo estas líneas aún no sabría bajo que categoría ubicar a ésta. De todas maneras, el hecho de que mi indecisión se encuentre en ese punto parece un buen síntoma ya que no se me ha ocurrido ponerla entre las desechables.

Na Jung-ju (Ko So-young), a sus treinta años, se siente bastante amargada y dolida por el abandono de su primer amor que, casualmente, es ahora un cantante famoso que está de moda. Na Jung. Na culpa de todos los fracasos de su vida a ese fallido primer amor; sin embargo, un día, gracias a su portátil, descubre que es posible viajar al pasado. Inmediatamente, decide hacerlo para cambiar la dedición que tomó de hacerle caso al chico que la dejó abandonada. Una vez en el pasado, (1994 para ser exactos) Na se encuentra consigo misma cuando era aún estudiante de secundaria y a pocos días de conocer al chico que le arruino la vida. Rápidamente, la Na del futuro consigue ganarse la confianza de la joven, intenta encaminarla por otros rumbos y trata de relacionarla con el chico que de verdad le conviene. Sin embargo, las cosas parece que volverán a ocurrir tal y cual como ya ocurrieron antes.

Curiosamente empezaré hablando un poco de lo malo de esta primera cinta del señor Kim Chang-rae. Todas estas historias de viajes al pasado están bastante vistas; pero lo realmente molesto es cuando los medios por los que esto llega a ocurrir son tan inverosímiles que uno llega a pensar seriamente en detener el visionado de la cinta pues se siente un tanto avergonzado de seguir mirando. De todos modos, quienes tengas problemas con estos detalles arguméntales, deben dejarlos pasar ya que la historia resulta más entretenida de lo que parece al principio.

“Project Makeover” (Go Go Sister) es humor simple sencillo y directo, con los momentos melodramáticos de rigor y los gags que no pueden faltar. De esta forma, tenemos una comedia, algo típica, y sin nada realmente original, pero que por la simpatía de sus personajes consigue entretener lo suficiente como para que sea condescendiente con ella y hasta la recomiende.

Una comedia más que, sin tener el potencial de las grandes del género, se las arregla para brindarnos un par de horas de entretenimiento fácil y accesible.

1 comentario:

BUDOKAN dijo...

Parece que es una comedia que como la mayoría de las que se están haciendo no se sustenta tanto por la historia sino por las situaciones. Saludos!