2424 (2002)


Dos horas de mi vida a la basura
Por Master of Hate

Un grupo de bandidos tiene en su poder unas valiosas joyas y planean salir del país con ellas. La policía tiene en la mira a la mente maestra de esta banda, pero debido a su audacia se ha hecho imposible reunir la evidencia necesaria para aprenderlo. Sólo queda una última oportunidad por lo que la policía pone en marcha un plan muy ingenioso a cargo del detective Tae-ho ( Jeong Woong-in) que junto a un grupo de oficiales se hace pasar por trabajador de la compañía de mudanzas ya que de esto modo tienen libre acceso a la guarida del los criminales. Coincidencialmente, otra compañía de mudanza envía a sus hombres para que transporten las cosas de la nueva familia que ocupara el apartamento vacante. Todos terminan envueltos en un gran problema intentando cumplir su deber.

En casos como “2424” hay que ser bastante breve, puesto que lo que hay que decir amerita presteza y se puede resumir en escasas líneas. “2424” es una comedia sumamente pobre en la mayoría de sus aspectos, salvando únicamente las actuaciones. A parte de un par de gags no hay nada que merezca la pena destacar y es que el guión además de ser extremadamente simple, carece de atractivo alguno. La historia es simplemente una serie de malentendidos entre la compañía de mudanzas falsa y la verdadera, lo que hacen es luchar constante por cumplir su trabajo ya que se estorban mutuamente y se crean obstáculos.

Ni siquiera soy capaz de comentar sobre como se desarrolla la película ya que he tenido un severo insomnio después de ver semejante “cosa” ya que me niego a llamarla película. Se trata sin lugar a duda de la peor cinta que he visto desde el remake de Oldboy, así que si hay algún ofendido por esta reseña, le aconsejaría que se digne a ver esta película y que luego me cuente que le pareció la experiencia, en fin…

“2424” queda muy por debajo de la lo que son las comedias coreanas habituales, ya que el requisito mínimo que es entretener, no se llega a cumplir. Por el contrario, es capaz de aburrir y de causar profundo malestar entre los que tienen un concepto decente de las comedias coreanas. De esta manera, la irrelevancia de la trama, la falta de efectividad del supuestamente presente elemento cómico, y una notoria inexperiencia del director Lee Yeon-woo hacen que estemos antes una de las películas que tocan fondo y abrazan la mediocridad. Espero que esto sea suficiente para desanimar a cualquier valiente que piense “no es posible que sea tan mala”. Lo siento mucho, sí que lo es.

No hay comentarios: