The Quiet Family (1998)


Todo por la familia
Por Squareta

Película que marcaría los inicios de Ji-woon Kim, que más tarde nos mostraría la excelentísima “A Tale of Two Sisters” y que también ha demostrado virtuosismo en otros géneros, como en la comedia, el drama o la acción, con películas como “The Foul King” y “A Bittersweet Life”.

Hablando sobre The Quiet Family podríamos mencionar sólo cosas buenas. Una cinta de horror con muchos momentos de humor negro. Una buena base que aprovechó Takashi Miike para sacar ideas y usarlas en “The Happiness of the Katakuris”.
La historia nos centra en una disfuncional familia que se fue a vivir en las lejanías de la ciudad con la esperanza de hacer prosperar el hostal que tienen. Pero eso sólo se queda en esperanza, pues el lugar queda tan lejos que por ahí sólo transitan senderistas o parejas que buscan privacidad. Cuando llegue el primer huésped, la familia saltará de alegría, aunque luego eso se convierta en una pesadilla.

La historia está narrada de forma que pone a la familia en una serie de situaciones sorprendentes que cada vez pierden más y más el control, donde los integrantes se unen o desunen por lo mismo. La película se va moviendo hacia un solo sentido, dónde uno ve las consecuencias y sabe que nada puede hacer para repararlo, pero todo lo malo que le pasa a los protagonistas es retocado con algunos momentos bizarros e inexplicables, que le dan el toque de humor negro al film, con menos humor de lo que nos mostró Miike pero con un ritmo mejor y prescindiendo de situaciones extras, como los musicales que se presentaban en los Katakuris.

Aparte de la historia en sí misma, un buen punto son los personajes principales, los seis miembros de la familia, que resultan extraños para cualquier persona normal. Están los padres los que harían cualquier cosa por no perder dinero, y el tío y los hijos que se emocionan de sobremanera ante cualquier huésped. Tras estos personajes están actores con gran prestigio, como Min-sik Choi (“Oldboy”), Kang-ho Song (“Memories of Murder”) y Mun-hee Na (“You Are My Sunshine”).

Sin duda no se puede desmerecer el trabajo de Ji-woon Kim, del cual todas sus películas están sobre el promedio. A Quiet Family, a pesar de ser la primera dirigida por él, no es la excepción. Una interesante muestra del género del horror.

1 comentario:

BUDOKAN dijo...

Interesante reseña para descubrir los inicios cinematográficos de este gran director. Saludos!