A Dirty Carnival (2006)


Memorable continuación
Por Master of Hate

Luego de un par de años, Ha-Yu regresa con lo que constituye la segunda parte de la trilogía de la violencia en las calles. “A Dirty Carnaval”, al igual que su predecesor “Once Upon a Time in High Chool” consigue generar un retrato muy realista de la juventud y la corrupción a la que se expone constantemente. Haciendo uso de una gran habilidad narrativa, este talentoso director nuevamente centra su atención en un muchacho y nos guía a través de su camino lleno de espinas.

Byung-du (Jo In-seong) se encuentra en un momento muy difícil ya que su pequeña hermana, y su madre, que además está enferma, están a punto de ser desalojados de su vivienda. Byung-du se gana la vida realizando trabajos bastante oscuros para un grupo de mafiosos; a pesar de esto, es evidente que no tiene esperanzas de salir adelante o de escalar algún peldaño en la organización. Sin embargo, surge la oportunidad de salvar al jefe máximo de una situación muy incomoda que le causa grandes dificultades. Pese al riesgo, esta parece ser la única oportunidad que tiene Byung-du para conseguir la protección del jefe, así que se ofrece para llevar a cabo el peligroso trabajo. A la vez que esto ocurre, un viejo amigo de Byung-du aparece con la intención de hacer una película sobre el mundo de la mafia y toma como inspiración la vida de Byung-du.

La violencia pasa de los salones de clase a las calles, y es aquí donde Ha-Yu vuelve a construir esta nueva una historia que obviamente tiene mucho que ver con “Once Upon a Time in High School.” La cinta es directa y tiene un balance muy equilibrado entre drama, acción y suspenso, y un poco de romance. La larga lista de producciones “serias” que giran en torno al tema de mafias y demás, hace que encontrar originalidad o efectividad en este género sea difícil, no obstante, existen directores con el talento suficiente para hacerlo. Ha-Yu, no inventa nada nuevo, pero sabe dotar a sus trabajos de mucho realismo, que combinados con una efectiva narración dan forma en este caso a una película impactante.

Lo más interesante del film es la recurrencia de temas. Una vez más existe ese interés por dibujar la fuerza de los lazos de amistad que a la larga terminan siendo mucho más endebles de que parecían. A estas alturas es fácil darse cuenta que terrenos explora y explota el directo. Se trata de un proceso de cambios de personalidad importantes que se da en varios personajes, una especia de filosofía muy práctica que se aplica muy bien a nuestros días y que dice: “voy a donde me lleve la corriente”. El toque de romance que tiene la cinta es así mismo bastante agridulce y aunque el concepto se pueda ver algo gastado, basta para el propósito del cineasta.

La acción sigue esa tendencia realista, pero no por eso deja de ser de altísima calidad; existen escenas bien logradas, prolongadas, y muy intensas. La otra parte del argumento que empieza pareciendo algo bastante secundario, tiene que ver con el rodaje de una cinta, dentro de la misma película, inspirada básicamente en al mundo en el que esta sumergido Byung-du. Se trata, a mi modo de ver, de una manera inteligente que tiene el director de plantearnos que mucho de lo que posiblemente se ve en el cine no es más que ficción, y en particular el cine de gángsteres. Es ciertamente un interesante juego que da mucho que pensar sobre el tema, y es que ¿entonces es su cinta un retrato más fiel de cómo es en verdad este mundo? Posiblemente sí.

“A Dirty Carnival” recuerda tanto a la primera parte de la trilogía por la recurrencia de tema y el proceso que trasforma a sus personajes, que hace creer que su próximo trabajo seguirá los mismos pasos. De todos modos, hay que dejar en claro que no se trata de un refrito de ideas, sino un modo de explorar la violencia a través del tiempo, lugares, personajes y situaciones. En resumen, una excelente película con buenas actuaciones y excelente música. Un visionado obligatorio para los amantes del cine de calidad.

2 comentarios:

Nocturno-Inculto dijo...

Bueno, ésta película me ha parecido fabulosa y muy interesante, A Dirty Carnival, es algo maravilloso, no es una obra de arte, pero es una genial película gangsteril, el toque tan agridulce que logra en su final, es triste y te deja(al especatdour) un deseo de venanza que nunca se llegará a cumplir, a menos que el director sea muy amable y haga una "secuela" donde la venganza pueda resultar saciada, y vaya que la traición que aparece al final es cruel y deja al espectador enojado, debido principalmente, a que la vida, en verdad es así y que la vida gangsteril también lo es, haciendo de su película, un retrato mucho más fiel de lo que otras películas logra, y eso, es un acierto que el cinéfilo del cine asiático y el degustador de buen cine, sabrá apreciar, y como último, me gustaría preguntarles ¿cuales son los otros dos títulos de la trilogía?, me parece que la segunda es Once Upon a time in High School, péro no sé cual es la primera, saludos y felicidades por el blog.
Atte. Nocturno Inculto

Squareta dijo...

Los dos titulos que tratan sobre la violencia en las calles de este director son "Once Upon a Time in High School" y "A Dirty Carnival", del año 2004 y 2006 respectivamente. Por el momento solo están éstas, se dice trilogia pero aun no aparece la tercera.

Saludos!!