Iga no Kagemaru (1963)


Kagemaru vs Los 7 de Koga
Por Fingolfin

“Kagemaru of the Iga Clan” está dirigida por Noboru Ono y basada en un comic bastante famoso en su época. Su corta duración y la sencillez aplastante del argumento son las que combinadas dan la impresión de que el film sea un episodio de una serie más que una película completa.

Ieyasu Tokugawa se encuentra con sus hombres de confianza en Sakai mientras Mitsuhide avanza en su intento de conquistar el país. La única vía de escape que tiene es pasar por Iga y contar con la protección de sus ninjas hasta Hamamatsu, atravesando previamente el valle del infierno.
Por otro lado el pueblo de Iga sufre el ataque de los 6 guerreros Koga y su jefe, siendo exterminados todos salvo una mujer, dos niños, y Kagemaru. Tras la muerte de su padre será este último quien deba proteger a Ieyasu.

En las películas de este estilo siempre me gusta hacer un repaso por los enemigos, que después de todo serán los principales responsables de que el resultado sea bueno o malo. Por un lado está Hansuke, que lanza un vapor venenoso por la boca que mata a sus enemigos, Jubei es un fenomenal lanzador de cuchillos, Inumaru es una mezcla de hombre y animal, Kumomaru lanza telarañas que atrapan a sus adversarios, Handayu crea ilusiones con sus sonidos, Gorobei lanza granadas explosivas y el jefe Amenojaki posee varios poderes relacionados con el fuego.

La referencia que hacía al parecido del film con un episodio se ve reforzada por la presencia de una introducción y un ending donde suena una canción infantil sobre Kagemaru, el ninja de Iga, mientras se suceden una serie de escenas en dibujos animados. Además, la película aparenta la presentación de algo; me recuerda en cierto modo a la primera de “Lone Wolf and Cub”, cuando se presentaban los personajes que se enfrentarían durante toda la saga (he leído que en el comic, Amenojaki es el archi-enemigo de Kagemaru). A pesar de todo no me consta la existencia de continuaciones para este film.

La película está plagada de efectos especiales (algo habitual cuando hablamos de ninjas). Algunos son realmente espectaculares hablando de 1963, como los del fuego, las granadas, el vapor, las estrellas ninja, los teletransportes…etc, casi todos conseguidos jugando con el cambio y la congelación de fotogramas.

Las coreografías son buenas, casi todas con cámara fija y muy al estilo ninja. Esto quiere decir que se resuelven de un solo golpe, aunque para alcanzarlo haga falta un largo combate. Favorece al espectador el hecho de que sus enfrentamientos con los 7 adversarios están separados en el tiempo, por lo que podemos disfrutarlos uno por uno.

Hay que destacar el personaje de Ieyasu Togugawa, mitificado por muchos y una leyenda para casi todos nosotros que inspira respeto con solo oír su nombre. En la película aparece desvirtuado incluso hasta el punto de resultar ridículo en ocasiones. Se muestra muy accesible, llegando a vivir una pequeña aventura mano a mano con Kagemaru, concediéndole incluso la autoridad en escena.

Se trata de una película de muy corta duración (69 minutos), con un argumento muy simple y asequible, que no pretende otra cosa que mostrarnos una historia bonita y entretenida. Los amantes de los ninjas la disfrutarán especialmente, y quizás traiga recuerdos a los lectores del comic.

1 comentario:

BUDOKAN dijo...

Hola, una de las cosas que más me atraen de este blog es descubrir estas joyas del pasado oriental que siempre atraen a uno. Saludos!