The Shoe Fairy (2005)


¿Qué es la felicidad?
Por Fingolfin

Película de certificación taiwanesa cuyo título original es “Renyu duoduo”. Es el debut del director Yun Chan Lee en el cine, ya que previamente tan solo había dirigido un corto el año anterior. Los pocos actores que intervienen son en su mayoría novatos, con la excepción de la protagonista (Vivian Hsu). Conviene mencionar el detalle del narrador de lujo que tendremos durante todo el film, por que es ni más ni menos que el gran Andy Lau (no necesita presentación), que se ocupará de explicarnos con una voz de cuento todo lo que sucede en pantalla.

La pequeña Dodo es una niña que nace sin poder andar por problemas en un pie. Pasó su juventud leyendo cuentos hasta que sus padres la llevaron al hospital a operarse. Desde ese momento pudo andar, y su primer regalo fueron unos zapatos. El amor obsesivo que desarrolló por esa prenda de vestir llegó a rozar la línea de la locura, comprando compulsivamente todos los que veía. Un día su suerte se truncará de nuevo, pero no así su felicidad.

Detrás de esta historia simple y casi infantil se esconde una curiosa e interesante idea que ya mencioné en el título de la crítica. ¿Qué es la felicidad?
En dos fases del film se nos muestran dos tipos de felicidad. La primera fase, cuando Dodo puede andar, es una felicidad egoísta, soportada en la compra descontrolada de zapatos. La segunda fase tiene lugar después del accidente, donde vuelve a perder su pié.

La primera impresión es clara, la protagonista es mas feliz cuando podía andar y comprar zapatos. Sin embargo era una felicidad que no se podía disfrutar. Estaba tan enganchada literalmente a esos complementos que no era capaz de ver ninguna otra cosa. A raíz de su terrible perdida da a luz a una hija, y se encuentra en una situación totalmente nueva, con un marido estupendo, y una hija muy dulce.

Resulta curioso en la ejecución del film que no haya ni un solo extra. Estoy seguro de que el detalle trata de simular las historias de los cuentos, con solo unos cuantos personajes que conoces bien y que interactúan en la historia sin ninguna interferencia. A esto le sumamos el narrador, que tiene aproximadamente la mitad de los diálogos de toda la película, y tenemos la representación de un cuento.

Ahora bien, no nos engañemos por su inclusión en el género “fantasía”, por que no habrá magia, ni hadas madrinas, ni nada extraño. La fantasía es de carácter ambiental, simplemente se siente que está ahí, e incluso se puede ver en los sueños y la imaginación de la protagonista.

Lejos de ser una película infantil, “The Shoe Fairy” está capacitada para gustar a todos los públicos, especialmente a aquellos que disfrutaron de pequeños con historias como: “Hansel y Gretel” “Jack y las Judias Mágicas” o “La Sirenita”.

No hay comentarios: