The Humanist (2001)


¿Un poco de humanismo?
Por Master of Hate

“The Humanist” resultó una grata sorpresa ya que personalmente no me esperaba nada del otro mundo. Quizás el nombre de Lee Mu-yeong no sea demasiado conocido, sobretodo como director; sin embargo, el ver Park Chan-wook figuraba entre los guionistas me causo cierta curiosidad. Por suerte la cinta tiene bastante que ofrecer con su mezcla particular de géneros.

Un grupo de tres amigos se ven envueltos en un grave accidente en el que, sin querer, matan a un respetable policía. El compañero del fallecido decide que no denunciará al grupo después de ver que uno de ellos es un joven de buena familia y le puede proporcionar algún beneficio. El policía le pide una millonaria cantidad de dinero que el joven sólo podría conseguirla de la fortuna de su padre, lo malo es que éste no esta dispuesto a darle ni un centavo. La única solución que encuentra el muchacho es planear el secuestro de su propio padre y para eso recurre a los dos amigos que le acompañaron el día del accidente. Así ponen en marcha un plan perfecto en el que no sólo le pagarán al policía corrupto sino que obtendrán una cuantiosa suma para ellos.

“The Humanist” sorprende por su extraña mezcla de géneros; se puede categorizar como un thriller, una comedia de humor negro, o un drama, así mismo tiene cierto componente subversivo con imágenes bastante crudas y sangrientas. Obviamente no es que se trate de gore en su estado más puro, aunque de haberlo querido, bien se pudo hacer algo clasificable dentro de ese género. En todo caso, lo interesante es la presencia del humor negro que llega a sorprender en varias ocasiones por su buen manejo y gran efectividad. La cinta alterna rápidamente el tono de la historia que en determinados momentos pareciera decantarse por una línea más dramática, pero que inmediatamente vuelve al terreno de la comedia gracias a algún hecho sorpresivo.

Las actuaciones son bastante buenas con un Ahn Jae-mo (“Legend of the Seven Cutter”) muy metido en su personaje, arrogante, pero no necesariamente malvado. Lo acompañan en el reparto, Park Sang-Myeon (“My Wife Is A Gangster”) y Kang Seong-jin (“Attack at the Gas Station) que completan en grupo de los “tres amigos” que llevan a cabo el secuestro.

La historia es bastante sólida, llena de sorpresas y giros arguméntales, y como dije antes, sorprende mucho por lo violento y atrevido de su contenido. Por un momento me ha recordado a “The Quiet Family” de Kim Ji-woon, claro que a nivel de estética y mezcla de géneros, pues los argumentos no tienen nada que ver. Finalmente, creo que no hay problema en recomendarla, pues si bien no se trata de ninguna joya, es una película graciosa con una historia llamativa y bien desarrollada.

No hay comentarios: