Going by the Book (2007)


Siguiendo las reglas
Por Squareta

Ha llegado un nuevo jefe a la estación de policías de Sam-po. Él tiene que enfrentar el problema de los múltiples asaltos a los bancos de la ciudad y para solucionarlo tiene la brillante idea que hacer un simulacro de robo, en donde actuarán todos los policías, haciendo de público, agentes encubiertos y delincuentes. Do-man es el policía seleccionado por el jefe para que sea el delincuente y él, un correcto hombre, acatará la orden de su superior y tratará de cumplir con su papel lo mejor posible.

Entretenida cinta del novato director coreano Ra Hee-Chan, que en realidad es un remake de la película japonesa “Asobi no jikan wa owaranai” del año 1991 y que nos muestra una comedia policial que se desarrolla en un banco.

El personaje principal es Do-man, el cual es protagonizado por Jae-yeong Jeong (“Righteous Ties”, “Wedding Campaign”). Do-man es un policía de tránsito que antes había sido un detective, pero que fue destituido de ese cargo por meterse con el gobernador del pueblo. Aunque en un principio se opuso a encarnar al ladrón, no le queda otra que obedecer a su jefe y por lo mismo tratará de representar fielmente su papel. Para ello se prepara psicológicamente y se pone a leer material de criminología y a investigar mucho. Su adiestramiento también incluye ver muchas películas famosas.
Cuando llega el día del simulacro todos los policías toman sus posiciones. Do-man, para no ser la excepción, se dirige entonces hacia un banco dispuesto a asaltarlo. Por todas las ganas que tenía Do-man de hacer bien su papel y además, por la incompetencia del resto de los policías, lo que se suponía que iba a ser un ejercicio corto terminó convirtiéndose en una larga espera, con todas las consecuencias que ello lleva. Mientras Do-man asalta el interior del banco, en las afueras está su jefe y todos los periodistas ansiosos de saber cómo acabará la situación.

Aunque en un principio me pareció que los protagonistas no eran graciosos, pronto descarté esa percepción ya que su transcurso está muy bien hecho, tomando cada vez más ritmo gracias a sus buenas dosis de humor y a sus muchas más escenas absurdas.
Me parecieron acertadas las escenas “imaginativas” y el uso de elementos ficticios para que pareciera un asalto de verdad, pero lo que le da el mejor toque son los protagonistas, que a pesar de lo ridícula que eran las acciones se lo tomaban muy en serio.

Para todos los que quieran pasar una tarde entretenida con una película ligera pero efectiva, no puedo hacer otra cosa que no sea recomendar “Going By the Book” pues tiene buenos protagonistas y una buena historia.

No hay comentarios: